“¡Te lo juro que soy humano!… La batalla de los bots en internet.”

¿Estás hasta la madre de darle click en las fotos de camiones escolares o semáforos para probar que eres un humano? No, no eres el único, la buena noticia, ya tendremos una alternativa.

La firma de seguridad Cloudflare la cual protege alrededor del 12% de la web de los bots anunció que está dejando de lado reCAPTCHA — el autenticador* de trafico de Google — por el rival de reciente llegada hCAPTCHA.

*Este término que no aparece registrado en la RAE, la definición de autenticador alude el que autentica, legaliza, autoriza, aprueba, justifica, certifica, confirma y atestigua.

reCAPTCHA
reCAPTCHA

Cloudflare declaró que hizo el salto por que Google decidió cobrar por reCAPTCHA, el cual había sido ofrecido de manera gratuita por un largo tiempo, además de varias preocupaciones que iban surgiendo a fuego lento por la privacidad.

Una CAPTCHA exitoso evita que los bots publiquen comentarios de spam o publiquen productos minoristas para que realicen un pedido.

Cuando los boletos de un concierto salen a la venta, por ejemplo, CAPTCHA bloquea a los revendedores que desatan un ataque de bots que instantáneamente intentan comprar todos los asientos disponibles. Antes de realizar la compra se presenta un cuestionario y el algoritmo decide si eres o no un humano.

La primer entrega de CAPTCHA entró en escena en los 90s, cuando el motor de búsqueda AltaVista se le ocurrió una prueba con letras sesgadas que los bots no podían leer (y algunas veces los humanos).

Google compró reCAPTCHA a un pequeño equipo de académicos que fundaron una empresa con el nombre de reCAPTCHA en 2009.

En esos días, utilizaban extractos de los archivos del New York Times para eliminar el tráfico falso. Para 2014, cambiaron a usar fotos de Google Street View.

Para Google, reCAPTCHA servía para dos propósitos: Proteger la web de abusos y — también ayudar a la compañía a refinar la precisión de Street View.

reCAPTCHA cubre cerca del 45% del negocio de detección de bots , pero es un mercado abarrotado, entre sus competidores están Anticaptcha, NuCAPTCHA, Geetest CAPTCHA y hCAPTCHA.

La versión más reciente de Google de reCAPTCHA es la más simple que hemos visto hasta el momento. Para probar que no eres un robot, checas una casilla de verificación que dice — ¡ja! ¿que más podría ser? — “No soy un robot”. Pero este sistema usa más que un código de honor, Google te evalúa utilizando un puntaje de riesgo que adivina la probabilidad de que seas un bot. De esto se informa en parte en las cookies que se instalan en tu máquina.

Muchos pensamos que reCAPTCHA solo es otra forma para que Google priorice sus propios productos o si estás usando Google Chrome en lugar de otro navegador es más probable que reCAPTCHA te considere humano.

¡Ajá la baraja!

Nos seguimos leyendo, :-)

Alex

Cheerleader in chief for KMMX, RPA Enthusiast, DevOps, Technical Writer & International Speaker, Dad & 2 cats.

Cheerleader in chief for KMMX, RPA Enthusiast, DevOps, Technical Writer & International Speaker, Dad & 2 cats.