Crónica de una muerte anunciada.

El proyecto de las Academias de Programación (aka bootcamps) que intentamos en KMMX.

Tal vez hayan escuchado hablar del ISR (Income Sharing Agreement),

Este año intentamos algo nuevo, tal vez no nuevo para el mercado de academias de programación o bootcamps como algunos le llaman , pero si para nosotros que somos una empresa de capacitación y consultoría en sistemas, en este modelo ISR.

No es una idea nueva.

Así que la propuesta se basó en crear estas Academias de Programación donde inicialmente los alumnos no pagan, sino hasta el final cuando obtienen un empleo (como en el anuncio de arriba). La idea parece ser buena, pero tiene un alto riesgo, me lo dijo el contador y el abogado, pero decidimos seguir con el proyecto ¿el que no arriesga no gana, cierto? .

Los bootcamps de programación han surgido como alternativa eficaz para abordar la escasez de talento digital, creando una industria que en 2018 generó ingresos por US$ 240 millones. La disrupción del talento por Alison Cathles y Juan Carlos Navarro. BID 2019.

Pues hicimos la convocatoria y tuvimos muchos interesados (a la fecha nos siguen escribiendo para incorporarse a las Academias), dimos marcha al plan. La idea es simple, los participantes se capacitan y certifican en alguna de las tecnologías con mayor demanda en el mercado laboral mexicano (Java, C#, etc) y empiezan un plan de pagos hasta que obtienen un empleo, no antes, aproximadamente 6 meses después, ya que por supuesto para ese entonces ya tendrán los recursos con que pagar por que ya tienen empleo. Suena lógico ¿no? por cierto, mismo empleo que nosotros les ayudaríamos a obtener.

En abril de 2019 iniciamos con la primer Academia de Java con 11 personas inscritas, decididas a cumplir con el objetivo, parecían motivados, siempre les reiteramos que no era un camino fácil pero que es un camino que sin duda vale mucho la pena.

Los participantes de la primer Academia Java.

Los bootcamps no son perfectos; tampoco representan la panacea que hará que dichas habilidades aparezcan por arte de magia ni tienen por qué presentarse de tal manera. No obstante, están creando caminos educativos alternativos en las economías afectadas por los grandes desafíos planteados por la revolución digital. La evidencia indica que las empresas más importantes de todo el mundo están deseosas de trabajar con egresados de los bootcamps.

JavaScript es uno de los lenguajes más populares.

Pues no sé exactamente que pasó, aún tengo mis teorías y reflexiones al respecto, simplemente no terminaron el tercer modulo y decidieron no continuar. Sin aviso previo y sin un dialogo con nosotros. Ante mi asombro pues buscamos arreglar la situación, tal vez algunos módulos o temas habría que modificarlos, tal vez más practicas, cambiar de instructor, no sé, llevamos más de 15 años en el area de capacitación, sabemos de los problemas que pueden ocurrir en el transcurso de las capacitaciones y como solucionarlos.

Tuvimos una platica, hablaron de su preocupación, principalmente de los pagos, que no iban a poder cubrirlos, que la montaña era muy alta, no llevaban el 20% de la Academia, había muchísimo camino por recorrer y mucho por aprender. No sé por qué, ni de donde les vino el miedo, pero siguiendo a un líder, — siempre hay un pendejo, que no ve más allá de sus narices todos se echaron para atrás.

En fin.

Ni siquiera tuvieron la cortesía de comunicarse su decisión de no continuar después de esa reunión, simplemente no volvimos a saber de ellos.

Siendo un país que económicamente no ha crecido mucho creo que deberíamos aprovechar este tipo de oportunidades, se estima que hay 3.9 millones de ninis en el país, el 60% de la población es informal, y que incluso con educación superior los jóvenes enfrentan desempleo.

El costo total de las Academias oscilan entre $60,000 y $90,000 MN, esos montos siempre fueron transparentes, no había sorpresa alguna, al menos eso pienso yo, hubo sesiones informativas y la información esta en el sitio web. Cualquier persona que esta en la industria de TI , sabe que esa inversión no es muy alta, que en poco tiempo, obviamente con dedicación y nunca dejando de aprender, siendo ya parte de la industria de software y con un sueldo podrían cubrir la inversión en un par de años. Las mensualidad iban entre $3,000 y $5,000 pesos, como si pagarán un coche en un plan de financiamiento, a diferencia de esto una inversión, no un gasto como seria un coche.

El objetivo era obtener la certificación, lo cual para nosotros era la manera lógica de validar sus estudios y obtener el empleo sería consecuencia lógica.

Pues mi teoría es que simplemente no se la creen, las cosas cuestan trabajo, necesitamos poner empeño, tener dedicación y no solo eso, ser estratégicos. Con esto me refiero a tomar las decisiones correctas, para invertir nuestro tiempo en cosas que valgan la pena, al final del día eso es lo que tenemos en esta vida, tiempo, el como usarlo depende de uno.

En mi opinión, simplemente ellos no tenían estos ingredientes, sumidos en sus realidades les resultaba prácticamente imposible salir de ellas, como un piso de chicle que no te permite zafarte.

Me gustaría platicar con gente de Laboratoria o de Holberton, para intercambiar opiniones, como hacen el ingreso y como controlan o mitigan la deserción.

Según el estudio del BID, que ya mencioné arriba.

El proceso de postulación es riguroso y las encuestas realizadas en el marco de esta investigación indican que los bootcamps no solo buscan capacidad técnica sino también habilidades interpersonales. Los directores ejecutivos, los directores generales y los oficiales de admisión de siete importantes bootcamps de la ciudad de Nueva York indicaron, durante una mesa redonda reciente, que los aspirantes deben demostrar cualidades como la persistencia, la voluntad de esforzarse, habilidades para la resolución de problemas y pasión por la programación (Crispe, 2018).

Creo que fallamos en este punto, debimos hacer un proceso de selección más riguroso, pero las academias tenían un aporte social, tratamos de ser incluyentes y dar oportunidad por igual, no era un tema solo de negocio, pero obviamente había que hacerlas sustentables. Pero resulta que en muchos casos las habilidades interpersonales representan un mayor obstáculo que las técnicas

En KMMX hemos llevado a cabo proyectos de capacitación para grupos no representados, como nuestro curso de programación para jóvenes sordomudos que fue todo un éxito, pero estos jóvenes si tenían mucho, ademas de ánimo, compromiso, otra historia muy aparte.

Puedo decir que todo esto fue desgastante, nos queda la experiencia, que siempre es importante de cara a los futuros proyectos.

¡Felices trazos!

pd. creo que escribir este post me resulto catártico

Cheerleader in chief for KMMX, RPA Enthusiast, DevOps, Technical Writer & International Speaker, Dad & 2 cats.

Cheerleader in chief for KMMX, RPA Enthusiast, DevOps, Technical Writer & International Speaker, Dad & 2 cats.