Carta a mis hijas. No leer antes del 2035.

Reflexiones de un padre primerizo.

Ale y Sofi, enero de 2020